Paloma Mejía Martí
El Conde de Montecristo en Madrid
Martes, 28 Julio 2015 22:36

Ni puñetera idea

Tras mucho sufrir por una derrota más que evidente, ahora toca transformar el sabor amargo del perdedor, en otro episodio pasado que hay que tratar de olvidar como se pueda.

Cuando uno lucha hasta el final, gane o pierda, merece una medalla y las medallas aunque no sirvan para nada, decoran un trocito del alma y ocultan las cicatrices de guerra como esos marcos desgastados en esas paredes llenas de lamparones.

Completamente idiota, sin sentido, sin medida y estúpido. Es increible, llevaba años escaqueándome de eso que llaman... ¿Cómo era?... ¡Si hombre! Eso que te hace sentir mariposas en el estomago y cuando pasan de ti se convierten en polillas muertas... lo que nos vuelve ciegos, sordos y en mi caso lamentablemente parlanchín... cómo era... ¡Ya lo tengo! ¡Amor!

Aquí estoy de nuevo, tras meses y meses de ausencia. No por falta de ganas... miento. Por falta de ganas. No puedo volver a escribir mis pensamientos, mintiendo entre palabras.

Qué pensabais que no iba a felicitaros este nuevo año, de eso nada, aquí estoy con mis mejores deseos, objetivos y esperanzas nobles, de las de verdad, de las que no mienten, de las que sobresalen a la sinceridad.

El tiempo se me ha escapado de entre las manos, he querido atrapar sus minutos y me ha sido imposible, tan sólo, quizá, algún segundo despistado que andaba por ahí. Pero ni unas horas ni un día he aprovechado para lo que tanto me conmueve.

Rezagado y como siempre llego cuando todo el mundo se ha ido.

¿No es genial? ¿No es simplemente perfecto? Si, lo es.

Todo el silencio para mí, toda la serenidad de mis pensamientos para mí y toda la paciencia de un suspiro para mí.

Si algún día, alguien descifró mis letras, si acaso tuve la suerte de encender un instante el interés por mis argumentos, quizá... sólo quizá, todos estos días de silencio hayan provocado en algún compasivo lector, una interrogación sin importancia, ¿qué fue de ese loco amateur que tuvo un propósito, una idea, un sueño?

Jueves, 14 Febrero 2013 13:21

Feliz día del teatro

Siento haberos dejado el otro día con tres puntos en la hoja. Contando con que hubiera alguien del otro lado, claro. Mi jefe me pilló “con las manos en el teclado” escribiendo sobre esa linda mujer que a pesar de no conocer, la imagino con el alma pegadita al milagro de mis anhelos.

Página 1 de 2