Paloma Mejía Martí

Suscribete y recibe en tu correo los estrenos, novedades y noticias de Teatro

ACEPTAR
¡Atención! Este sitio usa cookies propias y de terceros. Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Saber más

POLITICA DE COOKIES

Una Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contenga y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web.

La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies

Asimismo, ASOCIACION DE TEATRO SENTIMIENTOS AISLADOS informa al usuario de que tiene la posibilidad de configurar su navegador de modo que se le informe de la recepción de cookies, pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro.

Según lo dispuesto en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI-CE), ASOCIACION DE TEATRO SENTIMIENTOS AISLADOS, informa de las cookies utilizadas, o que se pueden usar, en nuestra website:

   

TIPOS DE COOKIES

   

Cookies propias

Cookies de tercero

 

Cookies de sesión

 

Cookies persistentes

 

FINALIDAD

Cookies técnicas X X X X
Cookies de personalización        
Cookies de análisis X X X X
Cookies publicitarias X X X X
Cookies de publicidad comportamental X X X X

Asimismo, ASOCIACION DE TEATRO SENTIMIENTOS AISLADOS, informa al usuario de que tiene la posibilidad de configurar su navegador de modo que se le informe de la recepción de cookies, pudiendo, si así lo desea,  impedir que sean instaladas en su disco duro.

TIPOS DE COOKIES

 

SEGÚN LA ENTIDAD QUE LAS GESTIONE Cookies propias Son aquellas que se recaban por el propio editor para prestar el servicio solicitado por el usuario.
Cookies de tercero Son aquellas que son recabadas y gestionadas por un tercero, estas no se pueden considerar propias.
SEGÚN EL PLAZO DE TIEMPO QUE PERMANEZCAN ACTIVADAS Cookies de sesión Recaban datos mientras el usuario navega por la red con la finalidad de prestar el servicio solicitado.
Cookies persistentes Se almacenan en el terminal y la información obtenida, será utilizada por el responsable de la cookiecon la finalidad de prestar el servicio solicitado.
SEGÚN SU FINALIDAD Cookies técnicas Son las necesarias para la correcta navegación por la web.
Cookies de personalización Permiten al usuario las características (idioma) para la navegación por la website
Cookies de análisis Permiten al prestador el análisis vinculado a la navegación realizada por el usuario, con la finalidad de llevar un seguimiento de uso de la página web así como realizar estadísticas de los contenidos más visitados, número de visitantes, etc.
Cookies publicitarias Permiten al editor incluir en la web espacios publicitarios, según el contenido de la propia web.
Cookies de publicidad comportamental Permiten al editor incluir en la página web espacios publicitarios según la información obtenida a través de los hábitos de navegación del usuario.

A continuación le proporcionamos los enlaces de diversos navegadores, a través de los cuales podrá realizar dicha configuración:

Firefox desde aquí: http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we
Chrome desde aquí: http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647
Explorer desde aquí: http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9
Safari desde aquí: http://support.apple.com/kb/ph5042
Opera desde aquí: http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html
Jueves, 28 Diciembre 2017 00:00

"Paloma o el futuro" Critica de Germán Ubillos Orsolich, escritor y dramaturgo, para el Diario de Castilla

Escrito por Germán Ubillos Orsolich
Valora este artículo
(2 votos)
"Paloma o el futuro" Critica de Germán Ubillos Orsolich "Paloma o el futuro" Critica de Germán Ubillos Orsolich Diario de Castilla

Una de las características de nuestra época es la sobreinformación, pero no el espíritu crítico ni la genialidad que generalmente aparecen en unas ápocas de la historia del mundo de una forma sorprendente pero escondida.

Suelen poseerla personas muy sencillas que incluso viven en lugares apartados, poco conocidos, así pasó con Jesús de Nazaret, con Marie Curie o con Emily Bronte. Es sorprendente pensar que no han recurrido a la ayuda de césares, faraones o reyes. Muchos han llevado una vida oscura y apartada y sin embargo han dado origen a cambios sustanciales en el progreso humano, yo me atrevería a decir cualitativos y decisivos.

También es muy corriente que hayan sidoidentificados muchos años después de su desaparición por este mundo. Una de esas personas puede ser Paloma Mejía. De vida relativamente modesta, encerrada en un mundo apacible, pero pequeño, alejada de los fastos del mundo, de oropeles, parafernalias y coronas de laurel.

«Y es que el genio, la fuerza transgresora que te deja en suspenso, no se adquiere en academias o tratados teatrales, se tiene o no se tiene y eso es de nacimiento. El talento, el genio de Paloma solo lo he presenciado en algunos montajes en Nueva York o en Londres»

Solo gentes raras, quizá un poco como ellas, se dan cuenta lo que supone estar en su presencia. Con el talento como el de Newton, Einstein o Freud, realizan su trabajo cotidiano sin que la gente y sus gobiernos se den cuenta ni intuyan que están cerca de un genio.

De largos cabellos, mirada penetrante y a la vez asombrada, asombrada porque generalmente el genio se asombra de todo cuanto ve, tiene ese ingenuo asombro de la infancia, de los niños y niñas que contemplan fascinados una hoja caída, una mariposa que vuela ante sus ojos, o un gorrión que parece temblar subido en una rama.

El ejército uniformado de todos los demás no suele comprender, a lo más envidiar o ignorar.

Pero si estas atento, te tomas tu tiempo y tienes la suerte de pararte asombrado ante esa mariposa o ese gorrión, es que estás lector amigo muy cerca del arcano escondido que va a cambiar el mundo.

Pero vayamos al grano, este breve paisaje es para situar al lector en la vida y el quehacer de una renovadora del teatro actual, renovadora de espectáculos teatrales encasquillados en un pasado arcaico y rancio que nada dice a las personas jóvenes o a los más viejos pero con mente joven. Y esa figura a la que me refiero es Paloma Mejía.

Pues bien, quien se anime que vaya a ver cualquier montaje suyo; quedará embobado, fascinado y hechizado, entiendan o no entiendan de teatro.

Montajes como ‘Los Miserables’, de Víctor Hugo, ‘La casa de Bernarda Alba’, de García Lorca, o ‘El Conde de Montecristo’, o ‘El Cometa Azul, verá algo nuevo, fresco y genial, lleno de innovaciones, de pequeños de talles y aciertos, de una originalidad, ligereza y fuerza inimaginable en un ser humano.

Y es que el genio, la fuerza transgresora que te deja en suspenso, no se adquiere en academias o tratados teatrales, se tiene o no se tiene y eso es de nacimiento.

El talento, el genio de Paloma solo lo he presenciado en algunos montajes en Nueva York o en Londres, cuando viajaba a esos lugares con asiduidad en el pasado siglo XX.

Esa encarnación, esa materialización de todas sus geniales fantasías las hace, las prueba y las estrena en el Teatro Victoria de la calle del Pez de Madrid. Por eso hay que saludar con gozo a ese genio auténtico, genio de nacimiento que no se adquiere – repito– en academia alguna.

Manolete, Di Stéfano, Vincent van Gogh, Mozart, Picasso, llevaban dentro el genio que lleva Paloma.

Sublima cuanto toca, ese teatro, el Espacio Victoria es el laboratorio, la cueva de Alí Babá donde cobran corporeidad todas sus fantasías No quiere otra cosa y hace bien, arropada como está por otros dos fuera de serie: Juan Carlos Rodero y Graciela Capara.

Me gustaría que probaran sus espectáculos insólitos como ‘El conde de Montecristo’, ‘Los Miserables’, ‘La casa de Bernarda Alba’, ‘Cyrano de Bergerac’ o ‘El cometa azul’.

No se arrepentirán, van a ser testigos por unos minutos irrepetibles de ese futuro que les espera, el teatro del futuro hecho presente.

Porque Paloma Mejía, esa mujer ligeramente tímida y de ojos azules y asombrados, es el futuro.

Visto 1738 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.