Paloma Mejía Martí

Suscribete y recibe en tu correo los estrenos, novedades y noticias de Teatro

Martes, 29 Enero 2019 18:20

La venganza de Don Mendo

Valora este artículo
(1 Voto)
La venganza de Don Mendo - Teatro Victoria de Madrid La venganza de Don Mendo - Teatro Victoria de Madrid Compañía de Teatro Paloma Mejía

La Venganza de Don Mendo
Teatro Victoria de Madrid

LA VENGANZA DE DON MENDO - LA OBRA EN EL TIEMPO

Es sin duda una de la obras más desternillantes y relevantes del teatro cómico español de la primera mitad del siglo XX. Y la podemos identificar como máxima expresión de un género que el propio Muñoz Seca y su coetáneo Pedro Pérez Fernández calificaron de astracanada y promovieron de manera notoria a partir de 1910.

Retruécanos, situaciones disparatadas, chistes, rimas, ripios, juegos de palabras y versos contagiosos con los que el autor, buscando siempre complacer y divertir al público, con un sentido del espectáculo y la escena muy cinematográfico, se anticipó de alguna manera al teatro del absurdo de la generación del 27.

Parodiando dramas históricos en verso de autores como Eduardo Marquina o Francisco Villaespesa, situando la acción en las cercanías de León, allá por el siglo XII, con la “La Venganza de Don Mendo” busca sorprender, seducir y provocar, liberándose tanto él mismo como a los espectadores de cualquier compromiso con lo antiguo.

Como decía el propio autor, “la vida, a pesar de los problemas y sufrimientos, de las facturas y de los cumpleaños, de las dificultades y de los conflictos, y de tanta mentira y tan pelmazo suelto… ¡es estupenda!”.

Ese afán vitalista, que rezuma su obra por los cuatro costados, convirtió a Muñoz Seca en uno de los autores más populares y taquilleros de su época.

Aunque sin pretensión aparente de verosimilitud, esta disparatada sátira esconde una acerada crítica sobre unos modos y una hipocresía social que pueden trasladarse a cualquier época, color o bandera.

En el Teatro Victoria La casa de Bernarda Alba

Como sucedió a tantos otros artistas, escritores y dramaturgos de aquellos años, la guerra civil española dio al traste con las ilusiones del autor.

Texto original manuscrito de la obra, una de las primeras ediciones, y escena de la adaptación llevada a escena por Paloma Mejía.

El autor: Pedro Muñoz Seca

En el Teatro Victoria La casa de Bernarda AlbaNacido en el Puerto de Santa María en 1879, el andaluz novecentista Pedro Muñoz Seca fue un autor prolífico que escribió más de doscientas obras de teatro. Admirado por Valle-Inclán y elogiado por su ingenio satírico, con apenas veinte años ya estrenaba en Sevilla su primera obra cómica (“Las Guerreras”).

Fue un volcán de humor e imaginación al que algunos tildaban de monárquico y acusaban de albergar ideas católicas. Pero lo cierto es que no dejaba títere con cabeza, y lo mismo se reía de un rey y de un cura, que de un obrero, un mozo de cuadras o de sí mismo.

Sus sátiras contra la república, y sus caricaturas del comunismo y el igualitarismo, le valieron sin embargo la enemistad de la izquierda mas radical. Por ello, cuando empezó la guerra civil española, fue detenido en Barcelona por milicias anarcosindicalistas junto a su esposa, la cubana Maria Asunción Ariza Díez de Bulnes. Trasladado y encerrado en Madrid en la cárcel de San Antón, fue fusilado el 28 de noviembre de 1936 en Paracuellos del Jarama, junto a más de 6.000 personas acusadas en su mayoría de ser católicas.

“Emoción, diversión y cuidada estética”

Su desbordante humor y personalidad le llevaron a reafirmarse con ironía frente al pelotón de fusilamiento que acabaría con su vida: «Podéis quitarme mi hacienda, mi patria, mi fortuna e incluso, como estáis al hacer, mi vida. Pero hay una cosa que no podéis quitarme: ¡El miedo que tengo ahora mismo!». ¡Hay que echarle valor!

La obra . Argumento de La venganza de don Mendo

Magdalena, la bella hija del Conde Don Nuño Manso de Jarama, está enamorada de Don Mendo, un galán atractivo y ciertamente noble -aunque no acaudalado- con el que mantiene en secreto una relación amorosa.

Pero su padre tiene otros planes para ella y quiere desposarla con Don Pero del Toro, un rico privado del Rey Alfonso VII. Magdalena, que también ansía triunfar socialmente, acepta el dictado de su progenitor sin decirle a Don Pero de su relación con Don Mendo, ni a este último de sus planes maritales con el otro.

En el Teatro Victoria La casa de Bernarda Alba

Todo se complica cuando Don Pero, y todo el Castillo de Don Nuño, descubren juntos a Magdalena y Don Mendo. Este se inculpará de un robo que no ha cometido para proteger el honor de su amada, y será encarcelado y condenado a muerte por ello. Incluso será emparedado por sugerencia de la “dulce” Magdalena, que se casará “felizmente” con el acaudalado Don Pero.

Cuando Don Mendo descubre la traición y escapa gracias a su amigo el Marqués de Moncada de la torre donde le tienen confinado, busca vengarse.

Decide hacerse pasar por un trovador de nombre Renato para acercarse a la que fue su amada y, literalmente, a pesar suyo, acaba enamorándolas a todas. A Magdalena, a la esposa del Rey Doña Berenguela, e incluso a una de las bailarinas moras que le acompañan.

En el Teatro Victoria La casa de Bernarda Alba

Así, la dulce Magdalena, que también es del gusto del Rey, se cita con el monarca y con el bello juglar en una cueva. Enterados su padre y Don Pero de las infidelidades de Magdalena, planean allí matarla. Hasta la reina, prendada del joven trovador, le da cita en el mismo lugar. Magdalena, Don Mendo, Don Nuño, Don Pero, Moncada, el Rey, la Reina, Azofaifa, Doña Ramírez y demás acompañantes, todos acabarán en una cueva de la que prácticamente no saldrá vivo ni el apuntador.

“Una comedia hilarante”

Paloma Mejía Martí. La directora

Haciendo prevalecer el fondo sobre la forma, Paloma Mejía defiende la idea de un teatro libre de los excesos que nos distraerían de la trama, su objeto y efecto. Un teatro que provoca vértigo, emociones, reacciones simpáticas y neuronales de manera mucho más concentrada.

Actriz, bailarina, guionista, directora y maestra, comprometida desde 1992 con las artes escénicas, la danza, el monólogo, la mímica, el drama, la comedia o el teatro infantil, ha llevado con éxito a los escenarios grandes obras como “Cyrano de Bergerac”, “El Conde de Montecristo” o “La Señorita Julia”.

Con humor, trabajo, grandes dosis de energía, un coreográfico sentido de la escena, el gesto, el ritmo, la voz, el espacio, la luz y los tiempos, ha conseguido sentar los pilares de la compañía que hoy lleva su nombre. En esta ocasión imprime su particular sello y virtuosismo a “LaVenganza de Don Mendo” de Pedro Muñoz Seca.

Incombustible, mantiene en paralelo otras obras en cartelera como la “Bernarda Alba” de Federico García Lorca o “Los Miserables” de Víctor Hugo.

 En el Teatro Victoria La casa de Bernarda Alba

Formadora de actores, su compañía y escuela han servido además de lanzadera para nuevos valores de todas las edades que hoy se prodigan en los teatros, el cine y la televisión.

La Venganza de Don Mendo. MONTAJE Y ELENCO. HUMOR Y MUCHO MÁS

Si la obra tiene de por sí un marcado acento cinematográfico, en manos de Paloma Mejía y del elenco de su compañía esta delirante obra se convierte además en un exuberante espectáculo músico-visual y teatral que rebosa actualidad.

No esperen encontrarse con un pieza musical como tal. No lo es. Aunque música y danza si encontrarán. Lo curioso, y más que curioso atractivo, es que a pesar del tono hilarante y paródico de los diálogos, y de que nos pasamos casi toda la sesión revolcados y retorcidos de risa sobre el propio sillón y el del vecino o vecina, nuestras papilas gustativas saborean bastante más que humor, gags y golpes de escena.

En el Teatro Victoria La casa de Bernarda Alba

El dominio de los ritmos, el sentido coreográfico de la escena que atesoran las producciones y creaciones de la directora, y su adaptación y dirección de la obra impregnan aquí la risa de una estética y un sutil glamour que convierten en belleza lo que en otras manos podría resultar una chabacana caricatura.

Es la puesta en escena, la iluminación y el vestuario. Y son unas interpretaciones y una dirección de actores que matizan sensualmente cualquier posible estridencia. Redondeando expresiones y transiciones sin solución de continuidad, el resultado se bebe y paladea con verdadero deleite.

A Muñoz Seca no solo le gustaría, sino que seguramente le sorprendería.

“Un espectáculo total de principio a fin”

En el Teatro Victoria La casa de Bernarda Alba

Elenco "La Venganza de Don Mendo"

RepartoEn el Teatro Victoria La casa de Bernarda Alba

  • Don Mendo: Goyo Cano y Victor Antona
  • Magdalena: Helena Gómez y Montse Simón
  • Don Nuño y Clodulfo: Juanjo Herbe
  • Doña Ramirez: Esther Fernández, Concha Simón y Lola Catalá
  • Don Pero de Toro y Manfredo: Nacho León
  • Marqués de Moncada y abad: David Rubio y Javier Bañas
  • Azofaifa: Manoli Sierra, Silvia García y Koldo Ribote
  • Reina Doña Berenguela: Lola Catalá, Silvia García y Koldo Ribote
  • Rey Alfonso VII: Victor Antona, Javier Bañas, David Cebolla y Koldo Ribote
  • Bailarina danza tribal: Marta Serna
  • Cuerpo de baile: Juanjo Herbe, Manoli Sierra, Lola Catalá, Koldo Ribote y Silvia García
  • Asistente de dirección y jefe de escena: Nuria Haya

 

  • Autor: Pedro Muñoz Seca
  • Género: Comedia
  • Adaptación, coreografía y dirección: Paloma Mejía

 

En el Teatro Victoria La casa de Bernarda AlbaCalificación: Todos los públicos Duración: 1 hora y 30 minutos
Idioma: castellano
© Textos, fotografía y diseño: ncc | Carlos Arévalo

  • Técnico de sonido y luces: Juanjo Herbe - Luis Muñoz

 

Producción y distribución: Compañía Paloma Mejía Martí
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / +34 646 971 703

VEN A VERLA AL TEATRO VICTORIA
Teatro Victoria | Calle del Pez, 17 | 28004 Madrid | Tel: 915 22 88 34
Cía. Teatro y danza Paloma Mejía

 

 

Visto 995 veces
Más en esta categoría: La Casa de Bernarda Alba »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.