Paloma Mejía Martí

Suscribete y recibe en tu correo los estrenos, novedades y noticias de Teatro

Viernes, 21 Diciembre 2012 12:51

Versión teatral de Los Miserables de Víctor Hugo (Estreno Mundial)

Escrito por
Valora este artículo
(30 votos)
Publicidad en nuestro cartel referenciando el Estreno Mundial" Publicidad en nuestro cartel referenciando el Estreno Mundial" Compañía de Teatro Paloma Mejía

Con el musical de Los Miserables de Víctor Hugo en cines, queremos aprovechar para aclarar o comentar lo que aparece en nuestra cartelería y que después de nuestro estreno (14 de Noviembre de 2010) aún permanece vigente: “Estreno mundial como texto dramático de una de las obras más representativas de la literatura francesa”.

Ya en su día recibimos algunos comentarios que ponían en duda esta afirmación, el más desarrollado y que nos va a servir de hilo conductor, nos lo hizo llegar un espectador bajo el sobrenombre de “Professor Higgins”. Como inicio cabría destacar que en ningún caso nuestra afirmación ha sido pretenciosa ni con intención de encubrir publicidad engañosa a modo de reclamo, ya que la iniciativa en su momento no surgió ni siquiera de nosotros mismos, sino de la propia SGAE cuando se llevó a registrar el texto de esta versión y adaptación de Paloma Mejía Martí, que de manera meramente informativa, nos indicó que no había constancia de que hubiera registro alguno en castellano de una adaptación teatral del texto íntegro de Los Miserables de Víctor Hugo (respetando cronología y abarcando la totalidad de la obra, con los evidentes “recortes” para dejar en dos horas y cuarto la esencia de su novela). A partir de ese momento fue ya cuando investigamos el alcance de la afirmación de la SGAE y lo que nos llevó a rotular orgullosos en nuestro cartel el texto antes reseñado.

Portada de la adaptación de la obra de Charles Victor Hugu y Paul MeuriceResultaría pretencioso creer que “nadie” ha intentado hacer una versión y adaptación a teatro de esta obra, pero dada la faraónica tarea de hacerlo, sí que podemos afirmar sin ningún género de duda, que la versión y adaptación que actualmente se sigue representando en el Teatro Victoria de Madrid, los jueves a las nueve de la noche y los domingos a las seis de la tarde, ha sido el estreno mundial en castellano, como texto dramático (es decir no musical) de la obra de Víctor Hugo.

Las opciones que nos ofrecía el “Professor Higgins” para intentar comunicarnos que esta tarea ya se había hecho con anterioridad, comenzaba con la adaptación que hiciera el propio hijo de Víctor Hugo, Charles Víctor Hugo y Paul Meurice en 1863, que contó con una traducción al inglés realizada por el autor Frank J. Morlock, que aunque llegó a publicarse, nunca llegó a representarse, derivó en un “espectáculo” de 55 minutos, con música ambiental en la que una inmensa escultura presidía el escenario, sin diálogos ni actores sobre las tablas. No sólo eso, de haberse llevado a cabo y atendiendo simplemente al contenido de los dos actos de los que se componía y sus diferentes escenas, se puede ver claramente el carácter resumido que poseía.

Libreto de la versión española de Juan Valjuan

En España ya hubo un intento de adaptar Los Miserables de Víctor Hugo, fue Joaquín Montero Delgado y Fernando Tressols en 1897 (aunque estrenada en Badalona en 1893) el texto de Juan Valjuan o Los Miserables, y representada ese mismo año en Barcelona, con una segunda parte en 1911 llamada La Resurrección de Juan Valjuan, pero que nuevamente no adaptaba el conjunto global y se centraba en la “moraleja” religiosa, dando importancia a la búsqueda de redención por parte de Juan Valjuan, desde el mismo instante en que “el Obispo” se cruza en su camino, inventando personajes que no se ajustan a la obra original y cambiando incluso por completo el desarrollo de la historia (Javert no se suicida y llega a erigirse prácticamente en el protagonista y ejemplo de rectitud, quedando como efecto final de esta versión).

 Si en la adaptación española de 1897 se optó por el enfoque religioso, En 1906, el actor Wilton Lackaye adaptó el texto bajo el título “The Law and the Man” centrándose en la parte política y legal, desarrollando casi una trama de abogados-acusados y nuevamente obviando los personajes de la novela original que no encajaban con esta visión.

En la ciudad francesa de Montfermeil, donde Víctor Hugo vivió y donde sitúa parte de la acción de su novela, durante los últimos cuatro veranos Glenn Mather y Jean-Jaques Le Corre han usado las propias calles de la villa para montar una versión teatral de Los Miserables, en la que ha participado los propios habitantes, pero que se limitaba a escenas puntuales.

Artículo publicado del estreno de la adaptación

No vamos a alargarnos más, pero hay más versiones (Jonathan Holloway escribió otra versión teatral, una adaptación de Tim Kelly, Spiritual Twist Productions…) que tienen como nexo de unión que son versiones parciales, experimentales o infantiles, que han optado por no respetar el conjunto de la obra de Víctor Hugo, algo totalmente respetable como opción artística, pero que hace que nos reafirmemos en elogiar el inmenso trabajo de Paloma Mejía Martí, que le llevó más de dos años poder realizar la dramaturgia completa, para llegar al estreno de la versión teatral el 14 de Noviembre de 2010 , en el Teatro Victoria de Madrid (C/Pez 17), con la asistencia de los embajadores de Cuba en España, la agregada cultural de Cuba y los agregados culturales de la Embajada Francesa en Madrid.

 Más allá de la polémica de si es o no un estreno mundial, lo que podemos decir es que el homenaje a la persona de Víctor Hugo y su obra es una prioridad de nuestra directora y de todo el elenco de actrices y actores que se suben a las tablas en cada función y nos hacemos eco de las propias palabras del escritor francés:

“No sé si lo leerá todo el mundo, pero está escrito para todo el mundo, pero está escrito para todo el mundo. Está dirigido tanto a Inglaterra como a España, tanto a Italia, como a Francia, Alemania y también Irlanda, tanto a las repúblicas que albergan a esclavos como a los imperios que tienen siervos. Los problemas sociales traspasan las fronteras…”

 Parafraseando sus palabras, esta obra no sabemos si la verá todo el mundo, pero está hecha para todos, y al igual que Víctor Hugo instó a sus editores a que publicaran ediciones más económicas para acercarlo a la gente corriente, nosotros tenemos un abanico de entradas que van desde los 9€ hasta los 18€, precisamente para llegar al mayor número de espectadores posibles.

¡¡¡Nos vemos en el teatro!!!

Visto 28323 veces
Compañía de Teatro Paloma Mejía

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.