Paloma Mejía Martí

Cómo era de esperar, tras la gran aceptación del público, Cara Cortá y todos sus peculiares amigos, vuelven en diciembre con Cataplin, plin, plin, dos brujitas y un calcetín. Y lo hacen con un único propósito, hacer de esta Navidad la más divertida y original de todas las Navidades Navideñas de todos los tiempos mundiales del mundo.

El 14 de noviembre de 2.010, Paloma Mejía Martí  ponía en pie una de sus puestas en escena más arriesgadas y emotivas. Los Miserables de Víctor Hugo.

El Teatro Victoria de Madrid y nuestra compañía ha contemplado un fin de semana de lujo. El público se ha entregado, y ha hecho cola en la calle, para poder ver nuestros tres montajes en temporada. Los Miserables, Cyrano de Bergerac y Cataplin, plan, plin, dos brujitas y un calcetín.

Una vez más, Cataplin, plin, plin, dos brujitas y un calcetín, nos llena de alegría pues con nuestro regreso al Teatro Victoria de Madrid, hemos vuelto a colgar el cartel de lleno total. No podemos pedir más.

¡OFERTA ESPECIAL WEB!
9 € LA ENTRADA- 50% descuento
Teléfono reservas 698 326 447

Tal y como prometimos, hoy decimos, Cyrano de Bergerac  and Company, regresa al Teatro Victoria de Madrid, el viernes 27 de Septiembre a las 20.00h, de la mano de Paloma Mejía Martí.

Tras un agosto de “lleno total”, aplausos, y buenas energías, nos ponemos en marcha, camino de un otoño repleto de expectativas que muy pronto compartiremos con todo aquel que se acerque al Teatro Victoria de Madrid. Como nuestro especial Halloween que el cinco de octubre celebramos con Cataplín, plin, plin, dos brujitas y un calcetín.

¡OFERTA ESPECIAL WEB!
7 € LA ENTRADA- 30% descuento
Teléfono reservas 698 326 447

5 de octubre de 2.013... en un rincón del colorado

Nuestra loca y divertida, Cara Cortá, regresa el sábado 5 de octubre al Teatro Victoria de Madrid.

Y no lo hace sola, vuelve con los también peculiares personajes que siempre le acompañan en sus aventuras increíbles.

Después de tres temporadas de éxito en el Teatro Victoria de Madrid, seguimos colgando el cartel de no hay entradas.